Reina Isabel I con su armiño

Este es el retrato de la Reina Isabel I con su armiño, realmente su pequeña mascota: un hurón, al que el artista que pintó el cuadro quiso darle carácter de armiño al pintarle los puntos, pues los armiños (realmente hurones albinos) simbolizaban la castidad. El cuadro es propiedad del Marqués de Salisburry y esta en exhibición en el Instituto de arte de Courtauld.

Leave a reply