25 mitos y verdades sobre los hurones.

Abundan los mitos y falsas creencias sobre los hurones. Desde historias de hurones rabiosos a mordelones apestosos, ellos han obtenido injustamente una mala reputación basada en falsedades y tonterías.

En este articulo derribaremos 25 de estos mitos.

 

https://petful.supercopyeditors.netdna-cdn.com/wp-content/uploads/2012/11/ferret-myths-downatthezoo.jpg

 

 

  • Los hurones son criaturas silenciosas

 

 

Diselo a propieterios de hurones. Los pequeños peludos pueden hacer una amplia cantidsd de sonidos, dentro de los que destaca el “dokeo” que hacen cuando juegan bailando “la danza de la comadreja”, o cuando juegan entre ellos. (ver artículo “el lenguaje de los hurones”)

 

  1. No pueden ser entrenados

 

Los hurones definitivamente pueden ser entrenados: a usar su caja de arena, a acudir al llamado, incluso a hacer trucos. (ya hablamos anteriormente del tema en este artículo). Y si aún piensas que no pueden ser entrenados, ve los trucos de Demon en este video:

 

https://www.youtube.com/watch?v=vY-GWTM4ioo

 

 

  1. Los hurones tienen una excelente visión pues cazan de noche:

 

No tienen buena visión y algunos expertos afirman que sólo son capaces de ver rojos y azules. Esta cualidad debe ser tomada en cuenta para evitar exponerlos a peligros como sitios muy altos, pues no tienen el sentido de la altura y no caen sobre sus cuatro patas como.los gatos. Es muy peligroso.

 

Sin embargo, no es tampoco como afirman algunos sitios, que no pueden ver más allá de 40 cm. Si tienen una visión de 4 o 5 mt.

 

  1. Los hurones nunca aprenden a usar su caja de arena y dejan sus regalitos por doquier.

 

Si pueden. Solo es cuestión de tiempo y paciencia; sobre todo constancia. Añadido a una buena cantidad de cajas en las esquinas de la casa, pues los hurones generalmente “van al baño” en esquinas .

 

  1. Los hurones deben ser enjaulados:

 

No verdadero. En algunas casas los pequeños tienen libertad total tanto como un perro o un gato, y la pasan muy bien. Sin embargo, esta casa deberá ser “a prueba de hurones”, es decir, sin aberturas al exterior o a lugares inaccesibles para el humano, sin cables eléctricos al desnudo (pelados), tuberías de gas al descubierto, objetos pequeños, fragmentos de vidrio, venenos u otras sustancias tóxicas accesibles para ellos, o accesibilidad a alimentos para humanos o sitios peligrosamente altos.

 

  1. Los hurones muerden

 

No todos. De hecho , muy pocos. Aunque todos los animales que tienen dientes pueden morder, la clave para que no lo hagan es la socialización, un cuidado apropiado y entrenamiento. Con estas necesidades satisfechas, no se correrá riesgo de mordida.

 

Los hurones que muerden fueron maltratados o abusados por propietarios anteriores o los dependientes de la tienda de mascotas. Otra razón para morder de forma sorpresiva es una herida externa que les cause dolor, o un hambre exagerada.

 

Los hurones que reciben afecto y buen trato son sorprendentemente cariñosos, amigables y excelentes mascotas.

 

  1. Los hurones atacan a las personas

 

Los hurones no atacan a la gente como se hizo ver falsamente en un episodio de la serie “Two and a half men” titulado “Ferrets, attack! “.

 

Si un hurón es molestado, su reacción será evitar alejándose de su agresor. Algunos hurones que han sido maltratados por humanos tienden a morder por autodefensa, pero jamás se ha visto que persigan a las personas en manadas, como se mostró en el show. De hecho, la comunidad de propietarios de hurones se molestó bastante con este capitulo.  (http://www.examiner.com/article/cbs-anti-ferret-two-and-a-half-

men-episode-angers-portland-ferret-community). Si te perdiste de este episodio y lo deseas ver, aquí está: al minuto 11:45 se detecta una epidemia de rabia (que nones probable en la realidad) y entre el 15:15 y el 18:44 atacan.

 

  1. No necesitan atención veterinaria

 

Claro que necesitan. Tanto como otras mascotas.

 

Exámenes anuales o dos veces al año son indispensables para encontrar problemas de forma precoz y encontrar un tratamiento adecuado a tiempo. Es necesario realizarles ultrasonidos, y esto es potenciado luego de los 4 años de edad, pues los hurones que son castrados de forma temprana (antes del año de vida) desarrollan trastornos hormonales, renales, y dietas pobres les causan insunolinoma. Con exámenes regulares se puede detectar y tratar a tiempo.

 

  1. Los hurones necesitan comer frutas

 

Por el contrario: darle a tu hurón frutas o verduras le puede causar problemas a su salud, tumores, ya sea inmediatamente o a temprana edad.

 

Los hurones necesitan proteína de alta calidad.

 

Por cierto: son estrictamente carnívoros.

 

  1. Los hurones son como ratas.

 

Estos preciosos animales descienden de los turones de las estepas, son mamíferos. Son miembros de la familia de la comadreja, y son parientes del zorrillo y las nutrias.

 

Ellos CAZAN ratones y ratas en su medio salvaje. Su sistema no tiene ninguna similitud con el de las ratas.

 

  1. Los hurones son animales salvajes

 

No existen colonias de hurones en la selva, ni ocultos en ningún medio salvaje.

 

De hecho, si tu hurón escapa (accidentalmente, jugando, pues no tiene porqué escapar) su oportunidad de sobrevivir fuera de casa es muy pequeña.

 

Con su limitada visión, su falta de miedo, su incapacidad de manejar el calor y deshidratación, su dependencia del hombre para comer, lo más seguro es que no sobrevivirá mucho tiempo.

 

Los hurones fueron domesticados hace miles de años y son animales domésticos.

 

En Estados Unidos de América fue reintroducida a la naturaleza una especie de “Hurones de pies negros” (https://www.fws.gov

/mountain-prairie/es/blackFootedFerret.php) luego de estar en cautiverio para que se reprodujeran, pues es una especie en peligro de extinción y se criaron para ser reintroducidos.

 

https://www.youtube.com/watch?v=cgEnj1AC2cI

 

  1. Los hurones son animales ilegales

 

Solo en algunos países. En la mayoría son legales, y los primeros en saber esto son las tiendas de mascotas. Si en tu ciudad hay una tienda de mascotas formal que venda hurones, es porque en tu estado son legales.

 

En algunos lugares se pueden vender, pero deben ser castrados para no reproducirse irresponsablemente. Sin embargo, la castración temprana les causa problemas de salud.

 

Si tu hurón va a tener contacto con una gran cantidad de personas, es recomendable que tengas a mano sus papeles de vacunas antirrábica y contra el moquillo.

 

  1. Los hurones contagian la rabia

 

Es difícil que un hurón doméstico contraiga rabia, sobre todo uno que vive en una casa y no sale. Y mucho menos que la contagie.

 

Es triste saber también que el mayor porcentaje de hurones que han contraído rabia mueren en aislamiento en vez de salir a la calle a morder a otros animales o a humanos.

 

  1. Los hurones matan otras mascotas

 

Si tienen instintos de cacería, eso no se puede negar, y es irresponsable tener un hurón junto con mascotas como insectos o reptiles.

 

Tampoco aves o conejos.

 

No es porque se los vayan a comer, sino porque son enemigos naturales, y es más probable que la mascota “presa” sufra y se enferme por el estrés de estar cerca de su cazador natural, que que el cazador realmente la atrape y mate.

 

Se ha visto, sin embargo, hurones coexistiendo con gatos, e incluso compartiendo la caja de arena.

 

La convivencia con perros es muy peligrosa. Ambos son cazadores, cierto, pero la diferencia de tamaño hace que en una riña, el hurón salga mortalmente perdiendo. No es recomendable jugar con estas relaciones.

 

  1. Los hurones son mascotas complicadas

 

Es cierto que los hurones demandan más atención que otras mascotas, o que los costos sean mayores por la búsqueda de concentrados de alta calidad en proteínas, los cuidados veterinarios son mayores, pero los hurones son mascotas muy divertidas, inteligentes, juguetonas, cariñosas. Vale la pena.

 

  1. Los hurones apestan

 

Uno de los mitos más populares es que los hurones apestan. Pero cada animal tiene su olor.

 

La castración de tu hurón hace que disminuya su aroma, es cierto. Pero aunque no sea así, el aroma de un hurón no es especialmente desagradable.

 

Pero si no le limpias su caja de arena a menudo es lógico que sus excrementos y orines apestarán; todos apestan si se dejan por días sin recoger.

 

Si les das una dieta alta en carbohidratos y pobre en proteínas, sus heces apestaran.

 

Si los asustas o los maltratas, tienen glándulas como las de sus parientes los zorrillos que usarán, pero mas pequeñas y, al ser animales domésticos, no se asustan fácilmente. Además con sólo abrir las ventanas se irá este olor.

 

Y como toda mascota, necesitan ser bañados, limpios sus oídos y boca, cortadas sus uñas y, repitiendo: limpiar a menudo su caja de arena.

 

Los hurones aman nadar. No es necesario que lo bañes todos los días, pues se dañará sus aceites de la piel, pero el mismo te pedirá que lo bañes. Algunos sugieren una vez al mes o cada dos meses.

 

Aunque existen hurones que detestan el agua (como muchos gatos), la mayoría la adoran. Veamos a Raja:

 

https://www.youtube.com/watch?v=4_qux2rQkLw

 

  1. Los hurones son tontos

 

Su nivel de atención es bajo, cierto. Se distraen fácilmente. Pero en su curiosidad pueden ser muchísimo más inteligentes que los gatos en cuanto a desarrollar tácticas para “capturar ”a su presa.

 

Cualquier propietario de un hurón te dirá que ellos son mucho más inteligentes que gatos o perros normales. Y tu mismo lo descubrirás la primera vez que juegues con tu mascota hurón.

 

  1. Tu hurón te mantendrá despierto tods la noche.

 

No existe una conspiración huronil para no dejarte dormir.

 

Es más: los hurones se adaptarán al horario de sus humanos para estar despiertos exactamente a la hora que su amigo humano puede jugar con ellos. La mayoría estará más activa por la madrugada o al ocaso, pero harán con gusto la excepción con tal de jugar.

 

Duermen 18 horas al día, pero esas 6 que están despiertos, serán de calidad.

 

Claro que, si lo dejas sólo todo el día, y de noche estás en casa, aprovechará ese momento para intentar jugar contigo. Es importante que seas lo más consistente y constante en tus horarios para que tu juguetona mascota y tu estén sincronizados y la pasen bien todos los días.

 

  1. Deben ser enjaulados en el exterior

 

Este mito no sólo es falso, sino mortalmente peligroso.

 

Las probabilidades que sobreviva al estar en el exterior son pocas. Los hurones son susceptibles a la deshidratación por el calor, no toleran el sol directo por mucho tiempo, son susceptibles al gusano del corazón que habita en la tierra, y pueden ser presas de animales más grandes.

 

Un hurón suelto en el jardín sin vigilancia puede perderse en su afán de satisfacer la curiosidad. Y es muy difícil de atrapar si sale persiguiendo una mariposa o un ave. Es muy peligroso tenerlos afuera.

 

  1. Transmiten enfermedades

 

Falso. Los hurones no son propensos a enfermedades que se contagien al humano. La mayoría de sus padecimientos son genéticos o causados por su castración temprana.

 

  1. Es necesario cortar sus garras

 

No es muy recomendable de hecho cortar sus uñas. Estas no son como las de los gatos (y tampoco es bueno cortar las garras de los gatos).

 

Cortar las uñas de tu hurón le puede causar dolor o algún trauma que pueda llevar a una cirugía que hubiera sido innecesaria. Y efectos a largo plazo incluyen dificultad para caminar, correr o trepar.

 

  1. Los hurones comen lo que sea

 

Si bien es cierto que pueden comer lo que sea, no significa que sea bueno para ellos. Hemos hablado ya en varias ocasiones sobre lo estricta que debe ser su dieta. (enlace al artículo)

 

Tampoco es bueno que tengan acceso a juguetes de materiales similares al hule, pues sienten atracción especial y lo mastican, causando obstrucción intestinal que puede llevar a la muerte o con suerte una cirugía.

 

  1. Cualquier arena para gato es buena

 

El sistema respiratorio de los hurones es muy delicado. Olores fuertes, materiales demasiado finos o absorbentes de humedad son peligrosos. También viruta de cedro o de otras especies de madera tanto como cama o como en su caja de desechos.

 

  1. No puedo tener un hurón porque soy alérgico a las mascotas.

 

Falso. Los hurones son ideales para personas alérgicas a las mascotas pues son “hipoalergénicos “.

 

  1. Los hurones son peligrosos para los niños

 

Es al contrario. Los niños suelen tomar a las pequeñas mascotas con rudeza, causandoles estrés. El hurón podría llegar a morder con tal de liberarse.

 

Si tienes niños pequeños en tu casa y el hurón va a convivir con ellos, asegurate de enseñarles a los niños como manejarlo con cuidado y cariño; no es un juguete ni una muñeca, sino un ser vivo que siente dolor si se le toma de forma inadecuada.

 

Fuente: https://www.petful.com/misc/ferret-myths-misconceptions/

Leave a reply